Irradia salud con una piel sana

Recibimos el verano con más alegría que nunca y el buen tiempo nos invita a hacer más planes al aire libre, pasar los fines de semana al sol y darnos un buen chapuzón para celebrarlo.

Es el momento del año en el que más exponemos nuestra piel al sol, nos ponemos morenos; y es por ello que en verano debemos extremar los cuidados que le proporcionamos a la piel para lucir bien por dentro y por fuera.

Y esto puede ser muy sencillo si llevamos una alimentación saludable y consumimos con regularidad, ciertos alimentos que nos proporcionan las vitaminas y minerales necesarios para la regeneración celular.

Protege tu piel del sol y del envejecimiento

La piel es el órgano más grande del cuerpo y que mejor refleja nuestro estado de salud. Es un órgano que nos ayuda a la eliminación de toxinas y que actúa como depurante, por lo que es muy importante proporcionarle los nutrientes necesarios a través de alimentos ricos en vitaminas.

Cuidar por dentro la piel, a través de hábitos saludables, es la mejor forma de garantizar una piel sana, protegida contra las agresiones externas y menos expuesta al paso del tiempo.

Según los expertos en salud y cosmética, son cuatro los hábitos saludables esenciales para mantener una piel cuidada, sin importar la edad o la estación del año:

  • Hidratarse bien para eliminar las toxinas del organismo.
  • Dormir y descansar lo suficiente para que el organismo pueda regenerarse.
  • Alimentarse de forma saludable, dando mucha importancia a las frutas y verduras que aportan las vitaminas necesarias para nutrirnos por dentro y fuera.
  • Protegernos del sol, de los rayos UVA y UVB mediante fotoprotectores adecuados a nuestro tipo de piel.

Siguiendo estas recomendaciones básicas, la piel se mantiene sana durante todo el año. Así es más fácil obtener un buen moreno durante el verano, y evitar rojeces e irritación en el invierno.

Frutas y zumos para cuidar tu piel

Tenemos la gran suerte de que los cítricos son los frutos idóneos para cuidar la piel, hidratarse de forma sana y optar por alimentos naturales y ricos en vitaminas.

Las frutas con vitamina C son poderosos antioxidantes. Esta propiedad es muy necesaria para que la piel puede mantenerse elástica, ya que le ayuda a la formación de colágeno.

Cítricos como la naranja, el limón, la lima o el pomelo son la principal fuente natural de vitamina C, y con ellos podemos elaborar zumos de frutas que nos ayuden a mantenernos hidratados y combatir el calor.

La ventaja de los zumos naturales recién exprimidos, a parte de su frescura y sabor, son bebidas que podemos consumir a cualquier hora del día, obtener en supermercados, pequeñas tiendas de alimentación o fruterías y tomarlos en la playa, el campo o dando un paseo.

La zanahoria, como fuente de betacaroteno y vitamina A, es un protector solar natural y el mejor ingrediente para evitar el envejecimiento de la piel y la flacidez.

Sin olvidar el tomate, que su concentración de licopeno es esencial para proteger las células de los radicales libres.

Y, como no, los frutos rojos son otra fuente de vitamina C y antioxidantes con la que podemos acompañar los zumos naturales o consumir en forma de snack healthy y lleno de sabor.

Las frutas y cítricos son nuestro mejor aliado para lucir una piel sana durante todo el año y , consumiéndolas a diario, nos aseguramos un moreno saludable y evitamos que los rayos UVA la envejezcan prematuramente. ¡Así es muy fácil tener buen aspecto!