Propiedades de la cáscara de naranja

La cáscara de naranja tiene muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud, por ello ha llegado la hora de dejar de ver la cáscara de naranja como desperdicio. Además, es muy sencilla de consumir en infusiones, en algunos platos, mermeladas o incluso simplemente masticando un trozo.

Para empezar, os vamos a contar algunos efectos en la salud originados por el consumo de la cáscara de naranja. La alta cantidad de vitamina A y C de la cáscara de naranja junto con el alto contenido en fibra consiguen:

  • Favorecer la digestión. Cada 100 gramos de cáscara de naranja tienen hasta 10,6 gramos de fibra.
  • Ayudar a prevenir el colesterol. Los antioxidantes previenen la obstrucción de las arterias.
  • Mejorar el aspecto de la piel y prevenir el envejecimiento gracias a la vitamina A y C.
  • Ayudar a reforzar nuestro sistema inmunológico y a combatir infecciones.
  • Facilitar la pérdida de peso actuando como saciante y facilitando la digestión.
  • Ayudar a reducir la acidez estomacal gracias a su efecto alcalino.
  • Actuar como antiinflamatorio.

Además, la cáscara de naranja contiene flavonoides que ayudan a prevenir el cáncer y enfermedades crónicas.

Pero esto no es todo, aunque te suene raro mascar cáscara de naranja, hacerlo ayuda a la mejora de tu salud dental. La cáscara de naranja contiene extractos y aceites esenciales que actúan contra la placa bacteriana. Además, gracias a ella conseguirás un aliento fresco y cítrico.

Ahora que conoces los beneficios de la cáscara de naranja y estás listo para consumirla, te mostramos algunas formas deliciosas de consumirla.

  1. Mermelada de cáscara de naranja.
  2. Infusión de cáscara de naranja.
  3. Café con piel de naranja.
  4. Galletas con piel de naranja.
  5. Naranja confitada.
  6. Crema de verduras con ralladura de cáscara de naranja.
  7. Pato a la naranja.

En conclusión, puedes añadir ralladura de cáscara de naranja a casi todos tus platos y bebidas, te aportará un sabor delicioso y beneficiarán a tu salud.