Helados naturales a base de zumo de frutas, tu aliado sano para combatir el calor

Helados naturales a base de zumo de frutas, tu aliado sano para combatir el calor

El verano es la temporada del año en la que nos volvemos adictos a las cosas fresquitas para combatir las altas temperaturas. Es la época en la que más helados se consume, pero debemos hacerlo de forma saludable, y la mejor forma es elaborando nuestros propios helados.

Helados naturales hechos en casa

Desde hace ya algunos años hay una tendencia hacia la alimentación saludable, dietas bajas en grasa y con 0% azúcares añadidos. Esto es fácil practicarlo, solo necesitamos contar con buena materia prima y disponer de algo de tiempo para elaborar nuestros propios platos.

Con los helados ocurre lo mismo. Podemos comprar cualquier helado en el supermercado o bien elaborar nuestra propia receta casera en base a jugos de fruta naturales.

La clave está en utilizar la mejor fruta y tener una maquina exprimidora que nos permita sacar el máximo partido a las piezas de fruta respetando el sabor más puro y natural, evitando añadir azúcares adicionales.

Recetas de helados de hielo caseros y naturales

Es muy sencillo y rápido elaborar un delicioso helado casero. Basta con exprimir o licuar cualquier fruta y ponerla en el congelador, pero, para obtener un toque más profesional, a continuación, compartimos con vosotros algunas recetas con las que obtendrás un resultado más vistoso.

Polo de naranja. Para preparar un rico y refrescante helado de naranja necesitamos 4 naranjas y 150 mililitros de agua. Por un lado, debemos exprimir tres naranjas y, por otro lado, trocear en pequeñas porciones la cuarta naranja. Mezclamos el zumo de naranja con el agua y procedemos a introducir primero los trozos de fruta en el molde para a continuación rellenarlo con el zumo. Cuando tengamos los moldes preparados, solo tenemos que meterlo en el congelador y esperar a que el frío haga su trabajo.

Polo de Kiwi. Necesitaremos dos kiwis y 250 mililitros de agua. En este caso, necesitaremos una licuadora para obtener el zumo de uno de los kiwis. El otro kiwi lo cortaremos en rodajas y haremos la misma operación. Mezclaremos el agua con la pulpa de la fruta, meteremos las rodajas del kiwi en el molde y rellenaremos con el zumo. Posteriormente, lo introduciremos en el congelador durante toda la noche para que esté bien congelado.

Estas recetas son ideales para los niños ya que ellos son grandes amantes de los polos de hielo y los comerían a todas horas, y qué mejor si son helados naturales y caseros. Como habéis visto son muy sencillos de preparar así que será muy divertido poder elaborar la receta con ellos. Les encantará y aprenderán mucho sobre la alimentación saludable.

Recetas de helados cremosos a base de fruta.

Si lo que queremos es preparar un helado cremoso debemos tener a mano un yogurt natural y nata para montar. Conlleva más elaboración, pero realmente merece la pena. Como ingredientes para preparar un helado cremoso a base de zumo de naranja necesitaremos cuatro naranjas, un yogurt y 200 ml de nata para montar. Para su elaboración tenemos que pelar y licuar la naranja y luego batir junto con la nata y el yogurt. Verteremos la mezcla en un molde tipo tarrina de helado y lo meteremos en el congelador. Para obtener un resultado más cremoso es recomendable removerlo cada cierto tiempo antes de que finalice su congelación.

No lo dudes y adéntrate en el mundo saludable este verano elaborando tus primeros helados caseros. ¡Seguro que te haces un experto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *